Decir NO a un cliente

¿Te atreves?

¿Cuántas veces has sentido que ese cliente «te robaba la vida y tu salud»?, ¿porque aguantarlo?, ¿por la facturación que perderías?, ¿por el «que dirá mi jefe/a»?, ¿has valorado el tiempo que le dedicas?, ¿cuánto vale ese mismo tiempo dedicado a la captación de clientes «normales» que te reportaría una facturación similar?.

Las personas que nos dedicamos a las negociaciones con clientes, ya sea para la captación como para su mantenimiento, nos enfrentemos algunas veces a estos dilemas. Mi experiencia en ventas durante 20 años me ha demostrado que debemos decir «NO» a esos clientes tóxicos, a pesar de la facturación que podrías perder.

Estos clientes te «absorben» literalmente las energías diarias para realizar tu trabajo con normalidad, te generan rabia, frustración, incluso pasado un tiempo aguantando te llegas a plantear si este es el trabajo que realmente quieres tener.

Y cuando finalmente eres consciente de lo que te está ocurriendo sacas valor para decir a este cliente NO!, con elegancia y educación, por supuesto. Y entonces sientes como una pesadísima carga se quita de tu espalda. Empiezas a tener tiempo para dedicarle a otros posibles nuevos clientes y a no descuidar la relación con los habituales. En definitiva vuelves a sentir la ilusión por tu trabajo.

Muy probablemente en poco tiempo habrás recuperado la facturación que quizás perdiste, y lo que sí es seguro es que estarás mucho mejor en tu trabajo.

Por lo tanto tu «liberación» está en tus manos, y por cierto se llama ASERTIVIDAD, no pongas más excusas: hazlo!!, no te arrepentiras.

Si quieres suscribirte a mi blog:

Mantenemos tus datos en privado y solo los compartimos con terceros que hacen posible este servicio. Lee nuestra política de privacidad.

Deja un comentario